Nuestra visión de la medicina y el paciente

En la Clínica Dr. Gálvez, realizamos una medicina basada en la recuperación y el mantenimiento del recurso más valioso para la salud: La homeostasia.

La homeostasia es la facultad que tiene el organismo para recuperar el equilibrio interno. Son las respuestas biológicas que pone en marcha para adaptarse a los cambios a los que se ve expuesto constantemente.

La homeostasia es la programación biológica que ha ido definiendo la evolución de las especies sobre nuestro organismo. Esta programación biológica ha configurado nuestro Sistema Nervioso para establecer respuestas programadas ante la aparición de cada estímulo, respuestas de las que no somos conscientes porque son realizadas por el sistema nervioso autónomo, pero que si no se producen, nos llevan a enfermar.

Esta programación neuronal sigue un diseño binario que vendrá determinado por la activación o no activación de las neuronas. Por eso si se produce un bloqueo funcional neuronal, se perderá capacidad operativa en su ordenador biológico. Si cada vez tiene más neuronas paralizadas, funcionará peor el cuerpo y enfermará.

La Neuroactivación transcutánea (NaT), es un nuevo tratamiento de medicina física, que se enmarca dentro del área científica de la neurofisiología aplicada. Está basada en la fisiología médica, y muy especialmente en la fisiología celular y del sistema nervioso.

Este tratamiento permite conseguir la activación de neuronas que han quedado bloqueadas funcionalmente.

Esto tiene una gran importancia, porque las neuronas son las unidades funcionales del sistema nervioso, y este es el gran regulador del organismo.

El Sistema Nervioso regula el funcionamiento de cada órgano y tejido, y la integración de todos ellos para que trabajen como un equipo coordinado, que mantenga la salud.

El NaT es una nueva forma de hacer Medicina, porque al activar las neuronas, favorece la recuperación de la homeostasia, lo cual supone una gran ventaja terapéutica, ya que nos permite contar como aliado, en el proceso curativo, con la extraordinaria e inimitable capacidad del organismo para mantener y recuperar el estado de salud.

Para realizar el tratamiento NaT utilizamos herramientas de medicina física, como el dispositivo, NAT.M, que hemos desarrollado a tal efecto.

Ello nos permite actuar sobre el cuerpo físico, mediante activación neuronal y movilización iónica dirigida, a fin de liberar al organismo de los residuos biológicos que lo enferman.

El NaT nos permite realizar una medicina personalizada, segura y eficaz; respetuosa con el organismo y con el paciente; no invasiva y sin efectos secundarios, ni indeseables.

Pero nuestro trabajo no solo tiene en consideración las alteraciones que se han instaurado sobre el cuerpo físico, sino que también atiende y trata la dimensión psico-emocional y anímica del paciente, pues todas ellas han de ser consideradas como factores que pueden influir en la generación de la enfermedad, y por tanto también hay que actuar sobre ellas en el proceso que puede llevar a su recuperación o a evitar que vuelva a reproducirse.

Procuramos realizar una medicina que sea además educativa, y que ayude a los pacientes a aprender a no enfermar, y a evitar y corregir los hábitos biológicos, conductuales y psico-emocionales que les pueden perjudicar.

homeostasia