INDICACIONES DEL TRATAMIENTO NAT

Al activar las neuronas,  NaT actúa sobre el sistema nervioso, que participa en todas las funciones orgánicas. Esta nueva herramienta de tratamiento permite obtener resultados que hasta ahora parecían imposibles en muy diversas patologías.

En nuestros más de 20 años de experiencia con esta técnica hemos comprobado su eficacia y excelentes resultados en:

neurologicas_ok

La Neuroactivación Transcutánea permite tratar una amplia variedad de patologías neurológicas con resultados excelentes.
La recuperación funcional es visible en lesiones cerebrales (Ictus, PCI, TCE…), Parkinson, Esclerosis Múltiple, parálisis facial y en lesiones con afectación de nervios periféricos, tanto sensitivas como motoras (afectación del n. ciático, n. circunflejo, etc.)
Es importante aclarar que este tratamiento no detiene los procesos degenerativos, pero sí permite al enfermo recuperar calidad de vida, ya que ayuda a disminuir las secuelas.

shutterstock_17586670

El dolor, es una información que nos proporciona el sistema nervioso cuando las condiciones bioeléctricas de su entorno son inadecuadas por sobrecarga iónica. Es un mecanismo de protección que tiene como objetivo hacer que reduzcamos la actividad de la zona afectada, para dar tiempo a su recuperación, y evitar que el uso de tejidos en malas condiciones ocasione lesiones en los mismos.
Gracias a su mecanismo de actuación, y mediante la movilización de los iones acumulados en exceso en el lugar afectado, NaT es capaz de corregir ese problema, y restablecer las condiciones biológicas ideales, por lo que mejora a los pacientes, sin utilizar fármacos que enmascaren la percepción del dolor.
El NaT ha mostrado su eficacia en el tratamiento de dolores muy diversos: neuralgias, como la del trigémino, migrañas, dolor por artrosis, etc.

musculo

El NaT, ha mostrado tener un importante papel en el proceso de recuperación de diversas patologías de esta área, por su efecto activador funcional, ya que al eliminar los excesos iónicos de las zonas afectadas, repercute positivamente sobre varios de los elementos implicados en muchas de estas patologías., ya que el NaT…

Es importante comentar que el NaT no soluciona los problemas estructurales óseos ni articulares, para los cuales se requerirán tratamientos quirúrgicos u ortopédicos.

vasculares

TRASTORNOS VASCULARES

La regulación vascular, también depende del sistema nervioso, que es el encargado de inducir la vasoconstricción o la vasodilatación oportuna en cada momento, para que el organismo pueda adaptarse a las necesidades del paciente (aportando más sangre cuando haya más actividad ) y a las condiciones ambientales (aportando menos para disminuir la pérdida de temperatura cuando haga frío).
Al activar las neuronas encargadas de esta función, NaT es efectivo para mejorar enfermedades circulatorias de causa neurógena; por ejemplo, la claudicación intermitente.

Es importante comentar que el NaT no soluciona los problemas estructurales vasculares, como varices o aneurismas, para los cuales se requerirán tratamientos quirúrgicos.

perdidafuncional

El Sistema Nervioso es el gran regulador del organismo, de él depende el funcionamiento correcto de cada órgano y tejido, y por ello si se produce el bloqueo funcional de las neuronas responsables de un área concreta, se dará lugar a desajustes biológicos que harán aparecer síntomas y enfermedades.
Gracias a su capacidad de activación neuronal, NaT permite que aquellas células que, sin haber sido dañadas, estén bloqueadas, puedan recuperar su funcionalidad, promoviendo una notable mejoría de órganos y tejidos.

biologica

Algunas enfermedades y tratamientos dejan efectos no deseados. Nos referimos en concreto a los tratamientos muy agresivos, como la quimioterapia, cirugías mayores o incluso enfermedades o procesos agotadores o extenuantes.
En todos estos casos, el tratamiento NaT se ha mostrado muy eficaz ayudando a conseguir una recuperación biológica rápida.

deportiva

Muchas lesiones deportivas son consecuencia de tracciones, fricción o exceso de actividad mecánica, entre las estructuras anatómicas, ya que esos factores, producen una acumulación excesiva de residuos biológicos, que es consecuencia del sobreesfuerzo de las estructuras anatómicas implicadas. Esto aumenta la concentración de iones en los tejidos afectados y bloquea funcionalmente los nervios de la zona, produciendo dolor y disminución de la fuerza y el control de los movimientos.
El tratamiento NaT, reestablece las condiciones biológicas ideales, al retirar los excesos iónicos acumulados, permitiendo la recuperación más rápida y eficaz de muy diversas lesiones deportivas.