shutterstock_17586670

TRATAMIENTO DEL DOLOR

El dolor es una información que nos proporciona el sistema nervioso cuando las condiciones bioeléctricas de su entorno son inadecuadas por sobrecarga iónica. Es un mecanismo de protección que tiene como objetivo hacer que reduzcamos la actividad de la zona afectada, para dar tiempo a su recuperación, y evitar que el uso de tejidos en malas condiciones ocasione lesiones en los mismos.

El NAT gracias a su mecanismo de actuación, mediante la movilización de los iones acumulados en exceso en el lugar afectado, es capaz de corregir ese problema, y restablecer las condiciones biológicas ideales, por lo que mejora a los pacientes, sin utilizar fármacos que enmascaren la percepción del dolor.

El NaT ha mostrado su eficacia en el tratamiento de dolores muy diversos, por ejemplo, neuralgias, como la del trigémino, migrañas, dolor por artrosis, etc.

Neuralgias.

Neuralgias como las del trigémino.

Ciatalgias y otras radiculopatías.

Cefaleas.

Migrañas.

Tensionales.

Fibromialgia.

Dolores de espalda.

Cervicalgias.

Dorsalgias.

Lumbalgias.

Share
Print Friendly, PDF & Email