Aplicación de NaT

Consiste en un tratamiento de electrofisiología aplicada que se realiza mediante la colocación de unos electrodos en puntos específicos sobre la piel del paciente.

Estos electrodos se colocan de manera no invasiva. Una vez aplicados, se conectan a un dispositivo electrónico, el NAT.M. Este dispositivo nos permite regular las características de la corriente generada, en función de la situación biológica que presente el paciente en ese momento.

El NaT obtiene su eficacia terapéutica de la respuesta del organismo a la movilización iónica dirigida, que se consigue mediante la aplicación de micro corrientes entre diferentes puntos del cuerpo, generando polaridades controladas y específicas.

El tratamiento dura aproximadamente unos 35 minutos, y es totalmente indoloro.

Dependiendo del problema a tratar se necesitaran un número determinado de sesiones, con una periodicidad que acostumbra a ser de una por semana.

aplicación